IGLESIA

Se busca piedra amarilla de Teror para la restauración de la Basílica del Pino

Se solicita la colaboración ciudadana de aquellas personas que pudieran tener sillares de cantería amarilla sin utilizar, para restaurar partes dañadas del templo.

La Basílica de Teror hace un llamamiento a la población con el objetivo de conseguir piedra amarilla de Teror para la restauración del templo, ante la imposibilidad de obtener piedra de la cantera original.  A través de un comunicado emitido por la dirección facultativa de la obra, se solicita la colaboración de la ciudadanía, de personas que puedan tener sillares de cantería amarilla procedentes de las demoliciones de viviendas antiguas o caídas de muros agrícolas, para sanear partes dañadas por el paso del tiempo de la cantería exterior del santuario de la Virgen del Pino.

Las personas que dispongan de este tipo de piedra y quieran aportarla a la restauración del templo, pueden comunicarlo a la Basílica llamando al 928630118, enviando un correo electrónico a basilicadeteror@yahoo.es, o directamente poniéndose en contacto con la parroquia de Teror.

Según comunica el director de la obra de restauración, el arquitecto José Miguel Rodríguez, “dentro de los trabajos que se están realizando para la Rehabilitación de la Basílica de Nuestra Señora del Pino, el equipo técnico responsable, sabíamos que una de las unidades de obra que más podrían demandar una detallada intervención, era la del saneado, reconstrucción y/o sustitución de algunos elementos de la cantería amarilla, situadas fundamentalmente en la torre y en las fachadas laterales del templo”.

adas las características técnicas tan particulares que tiene la piedra amarilla, en cuanto a composición geotécnica y de resistencia, así como el efecto de haber estado sometida a prolongados estados de humedades, y debido a los daños ocasionados por los excrementos de las palomas algunas zonas se encuentran muy deterioradas, principalmente en los contrafuertes, los pináculos de remate y en las cornisas de cubierta, donde la disgregación del material ya es manifiestamente visible y preocupante, afectando directamente a las propiedades ornamentales.

Ante la imposibilidad de obtener piedra de la cantera original, situada en el Barranco de la Fuente Agria, el equipo técnico de la obra se ha visto en la necesidad de pedir la colaboración de la vecindad del municipio, en un intento de conseguir esta piedra amarilla para la restauración. “Es posible que alguna persona que esté o no, relacionada con este mundo, pueda tener sillares de cantería amarilla procedentes de las demoliciones de viviendas antiguas, caídas de muros agrícolas, etc., expone José Miguel Rodríguez. “Esta aportación que ahora solicitamos, nos permitirá realizar un trabajo de rehabilitación con un material auténtico, sin tener que recurrir al empleo de otro tipo de piedra, que en ningún caso resultaría igual de digna para este emblemático templo”, matiza el director de la obra.

Acogiéndose a la estrecha colaboración que siempre ha existido entre la Basílica y sus feligreses, a lo largo de la historia de Teror, donde de forma directa, la participación popular ha contribuido en la construcción y reconstrucción de los distintos templos que se han realizado al amparo del “Pino milagroso”, la parroquia de Teror hace este llamamiento a la ciudadanía.

Compartir en redes sociales