Igualdad

La juventud de Teror se manifiesta con “esperanza” contra la violencia hacia la mujer

El Ayuntamiento de Teror, desde la Concejalía de Igualdad, ha conmemorado el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con la lectura de un manifiesto, elaborado por el alumnado del IES Teror, al que también se han sumado los centros educativos del municipio, los colegios de Miraflor, Huertas del Palmar y Monseñor Socorro. Los jóvenes manifestaron su “ESPERANZA en que esta situación termine de una vez por todas”. El acto presentado por el primer teniente de alcalde, Sergio Nuez, y la concejala de Igualdad, Angharad Quintana, tuvo lugar en La Galería de las Oficinas Municipales en la mañana de este lunes 25 de noviembre.

MANIFIESTO  “DIA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES”
ALUMNADO DEL IES TEROR

Desde este centro educativo, IES TEROR, queremos manifestar que pese a que seguimos teniendo MIEDO tenemos ESPERANZA y esta, la ESPERANZA, es la que nos mueve a todos y todas en el día de hoy a estar aquí.

Tenemos ESPERANZA en que nuestras madres, hijas, hermanas y amigas dejen de ser víctimas de violencia de género.

Tenemos ESPERANZA que dejen de ser asesinadas, como lo han sido en este año ya 51 mujeres y tres infanticidios,  siete  de ellas en Canarias.

Tenemos ESPERANZA en que las estadísticas dejen de aumentar, ya que son 1026 las mujeres muertas desde el 1 de enero de 2003, cuando empezaron a contabilizarse oficialmente.

Tenemos ESPERANZA en dejar de escuchar noticias en la sección de sucesos y que se sigan normalizando.

Tenemos ESPERANZA en dejar de sufrir agresiones sexuales. ESPERANZA en que casos como el de la “manada”  no vuelvan a suceder.

Y en este manifiesto queremos reivindicar  que necesitamos tener ESPERANZA:

ESPERANZA en que esta situación termine de una vez por todas.

ESPERANZA en que las leyes de nuestro país protejan a las mujeres que denuncian malos tratos y que cada vez sean más las que denunciando salgan de esta pesadilla.

ESPERANZA en que  llamemos al 112 cuando veamos una situación de violencia de género y juntos y juntas ayudemos a las mujeres de nuestro entorno.

ESPERANZA de que las condenas a los agresores, sean más duras y, sobre todo, que se cumplan.

ESPERANZA de que podamos salir a la calle de noche, ir de fiesta y divertirnos respetándonos  hombres y mujeres.

ESPERANZA de que a través de la educación las futuras generaciones hagan posible este cambio. La solución está en nuestras manos, en nuestros corazones y en nuestras conductas.

Sin duda tenemos la  ESPERANZA de que llegue ese día en que los seres humanos nos sintamos LIBRES.

 

Compartir en redes sociales