Sin categoría

APUNTE 04/03/2015

el_apunte_cabecera

 

35 años de buen hacer
Por
Sebastián Sarmientochano_sarmiento_apunte

Cuando se fundó el Club Prensa Canaria en febrero de 1980, aún estaba trabajando como periodista en Editorial Prensa Canaria, en la plantilla del vespertino “Diario de las Palmas”. La iniciativa a cargo de nuestro colega y amigo Guillermo García­Alcalde nos cogió a todos de sorpresa, aunque andando el tiempo la puesta en marcha de aquel Foro de debate y opinión se ha ido consolidando en la sociedad canaria dando voz y protagonismo a todos sin excepción. En estas tres largas décadas de existencia, el Club Prensa Canaria ha dado muestras evidentes de amplitud de miras y de pleno servicio a la Comunidad canaria. Por su estrado han pasado lideres políticos y sociales de todo el Archipiélago, disputándose en ocasiones el honor de estar en la programación de cada día, de cada semana o de cada mes. Como muy bien ha recordado García­Alcalde la vieja sala de linotipias de “La Provincia” y “Diario de Las Palmas” acogería de forma generosa la sala en la que desde entonces se han celebrado conferencias, debates, música y el arte en todas sus manifestaciones. No cabe duda de que Prensa Canaria bajo el timón de su máximo responsable, entonces, Javier Moll de Miguel, abría así una ventana a la libre opinión y a la defensa de las diferentes ideologías que la nueva democracia en España traía al país ,y por supuesto Canarias no quedó al margen de esta apertura. El Club Prensa Canaria se convertiría en el adalid de la libertad que cinco años antes se había iniciado con la Transición, tras la muerte del dictador. Por su estrado comenzaron a desfilar protagonistas de la política canaria, de todas las islas, sin olvidar a destacadas figuras nacionales como Manuel Fraga, Marcelino Camacho, Santiago Carrillo, Nicolás Redondo, etc , etc. Las comparecencias de estos personajes se contabilizaron por llenazos, ocupándose en ocasiones las salas contiguas a través de un circuito cerrado de tv para seguir más cómodamente las intervenciones de las distintas personalidades que pasaban por Gran Canaria.

Muy pronto el Club comenzó a sistematizar su programación dando la palabra no solo a la política y a la economía, sino a la cultura,el teatro, el folklore,etc. Como se dice ahora por allí pasarían todas las sensibilidades de una sociedad emergente tras cuarenta año de dictadura. El Club Prensa Canaria seria rebautizado años mas tarde como “Club La Provincia”, consolidándose como un importante punto de encuentro, toda vez que los periódicos de la Editorial y posteriormente la propia emisora Radio Canarias, multiplicaban el eco de lo que allí se programaba. Sin duda alguna este Club nació fundamentalmente para la difusión de la movida cultural canaria. El hoy Club La Provincia ha sido testigo activo de las profundas transformaciones políticas, sociales, económicas y culturales de una región que avanza hacia el futuro de forma decidida y valiente. El Club se ha convertido en referencia histórica del difícil caminar de una región hacia la consecución de sus metas, retos y anhelos de los ciudadanos isleños. Y lo ha sido gracias al empuje y profesionalidad de sus responsables hasta el momento: Guillermo García­Alcalde, Luis León Barreto, Laureano Pérez y Ángel Tristán Pimienta. Con todos ellos el Club ha sido un foro plural, un centro de convivencia, promotor de respeto,libertad y tolerancia. Cada uno de ellos le ha dado su idiosincrasia a cada época en función de sus inquietudes y de su formación personal. Sin duda alguna el arranque con García­Alcalde fue innovador y de afianzamiento del Club definiendo sus apartados y secciones. Los responsables posteriores solo han tenido que mantener la llama de la calidad y de las convocatorias para todos los públicos con lo que la institución de Editorial Prensa Canaria se ha convertido en voz de los sin voz y en tribuna púbica de las ideas y corrientes de toda la sociedad. Desde los empresarios a los políticos, desde los sindicatos hasta los profesionales de la enseñanza, desde la religión en todas sus manifestaciones hasta los militares, todos han tenido sus “Hyde Park Corner” desde donde exponer sus ideas e inquietudes. 

Los cuatro responsables del “Club La Provincia”­­ así como el actual Javier Durán­­ se han encargado de dejar claro que en estos 35 años el club ha sido la casa de todos, donde el contraste libre de opiniones y la confluencia de criterios ha sido su principal divisa. Como decimos, cada uno de ellos le ha dado la impronta de su personalidad y su formación intelectual. La institución ha venido a cubrir una demanda social en la que mucha gente quiere estar y decir lo que piensa. Desde ese punto de vista este tipo de iniciativas son irreemplazables. Puede decirse que el Club ha sido un reflejo de lo que en sí es la sociedad isleña. Primero porque ha contado con la participación de lo más variado de la vida política, social y cultural. Y en segundo lugar ha sido una iniciativa promovida por una empresa privada, teniendo un sentimiento cultural exigente, pero no elitista. Ha suplido por supuesto las carencias de las instituciones públicas. El Club como testigo de nuestra reciente historia ha tenido una importancia especial para la sociedad de Gran Canaria cuyos líderes han querido debatir aquellas cuestiones importantes de una perspectiva racional y participada. 

Compartir en redes sociales