Sin categoría

APUNTE 25/02/2015

el_apunte_cabecera

 

Un “Otello” muy especial
Por
Sebastián Sarmientochano_sarmiento_apunte

La  48ª  Temporada de Ópera de Las Palmas de Gran Canaria “Alfredo Kraus” se ponía en marcha en la noche de este martes en el Teatro Pérez Galdós. Una edición histórica por muchas razones, entre la que destaca el cambio de modelo organizativo introducido por los Amigos Canarios de la Opera, auspiciado en parte por la situación  económica general. En esta ocasión la Temporada de Ópera  ha reducido los títulos  así como las representaciones: cuatro títulos con tres representaciones cada uno, cuando en anteriores ediciones eran cinco y cuatro respectivamente. Este año  el Festival se ha inaugurado con la ópera “Otello”, de Giuseppe Verdi con una nómina importante  de cantantes canarios. A excepción  de los tres protagonistas principales– el tenor, coreano Rudy Park; la soprano Isabel Rey, el barítono Juan Jesús Rodríguez y la mezzosoprano Mireia Pintó– el resto del elenco está constituido por cantantes isleños: el lanzaroteño Francisco Corujo (tenor); los grancanarios Manuel Gómez Ruíz (tenor) José A. García (bajo) y el bajo barítono Vicente Domínguez, y finalmente el tinerfeño Jeroboán Tejera (bajo).

Además en este sentido concurre otra circunstancia: al encontrarse indispuesta  la soprano Isabel Rey, residente desde hace mucho tiempo en Las Palmas de Gran Canaria, le sustituyó en el  rol de Desdémona, la también soprano grancanaria Yolanda Auyanet, una cantante ya consagrada y con un prestigio internacional bastante consistente. Por otro lado, la Directora del Coro de la Ópera de Las Palmas, Olga Santana es también grancanaria. En una palabra que este inicio de la Temporada de Ópera está  plagada de cantantes de las islas, lo cual nos debe halagar a todos los que somos de la tierra.En relación con la Villa de Teror tenemos que destacar la actuación de uno de los cantantes isleños en el reparto de “Otello”. Estamos refiriéndonos a Vicente Domínguez, nacido en nuestra isla de Gran canaria y residente en nuestro término municipal terorense, y que ha debutado a satisfacción en la Temporada de Ópera de nuestra ciudad en el  rol de “Heraldo”.

Nuestro amigo Vicente Domínguez es un producto de nuestra “cantera” de cantantes canarios y que merece que triunfe en el bell canto por su esfuerzo personal y tesón. Vicente Domínguez terminó sus estudios de canto en el Conservatorio de Música “Cristóbal de Morales” de Sevilla. Este terorense que tiene su casa en las faldas del Pico Osorio ha perfeccionado su formación  con los Profesores Pepita Suárez Verona, Leopoldo  Rojas O´ Donell, Olga Santana, Francisco Kraus, Esperanza Melguizo e Ivo Vinco. Es más en su afán por perfeccionar su estilo como bajo barítono ha recibido clases magistrales de Isabel Rey y Jaime Aragall. Nuestro cantante terorense ha desarrollado una notable actividad personal como cantante, destacando los numerosos conciertos realizados en España e Italia y su participación en las siguientes óperas: “Il  Matrimonio Segreto” (Domenico Cimarosa), e “Il Duelo Cómico (Paissieto); “Dido y Eneas” (Henry Purcell); “Las Bodas de Fígaro” (W.A. Mozart); “Rigoleto” (G. Verdi), “La Boheme” (G. Puccini), etc.  También se ha introducido en el mundo de la zarzuela, como “La Dolorosa” y “La Tabernera del Puerto”; “Locos por la Zarzuela”; “Agua, Azucarillos y Aguardiente”, etc.

Como hemos subrayado ya, Vicente Domínguez, un destacado  terorense, ha debutado en la Temporada de Opera de Las Palmas de Gran Canaria en “Otello”, interpretando el papel de Heraldo, con lo que se abre un futuro esplendido en la posibilidad de que sea contratado en otras Temporadas nacionales y extranjeras. Por ello deseamos al paisano y amigo Vicente mucha suerte o como se dice en el argot teatral mucha “mierda” en los escenarios  a partir de ahora. A Vicente hace tiempo que le venimos siguiendo sus actuaciones en público en distintos recitales: uno de ellos fue en la Casa de la Cultura de nuestra Villa de Teror, y el más reciente ha sido en el salón de actos del Museo Elder de la capital grancanaria con ocasión de la presentación del libro “El postigo de Tías”,del autor lanzaroteño Juan Cruz Sepúlveda . El local se llenó de público, siendo acompañado al piano por el Maestro Héctor Morales, Director de la Academia Teobaldo Power”.

Compartir en redes sociales