Urbanismo

El Alcalde de Teror se reúne con el Consejero de Obras Públicas del Cabildo para tratar la apertura de la GC 219

La GC 219 no podrá abrirse al tráfico de vehículos y peatones en la Fiesta del Pino.
El Alcalde de Teror, Gonzalo Rosario mantuvo una reunión esta mañana con Luis Ibarra, Consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, donde se trató el tema de la urgencia de la apertura de la carretera GC 219, en el tramo de vía comprendido entre el cruce de la GC 211 y el Puente Molino, que lleva cerrado desde finales de noviembre de 2018 debido al desprendimiento de piedras de gran dimensión.

El consistorio municipal presentó en el Cabildo Insular el pasado 17 de julio una petición de informe sobre la permeabilidad de la vía GC 219, aludiendo a la urgencia de la reapertura de este tramo de carretera, con motivo de la celebración de la Fiesta del Pino debido al uso como camino de peregrinación Pa´l Pino, tanto por la necesidad de poder contar con el viaducto de la GC-21 como vía de evacuación de los servicios de seguridad y emergencias, como por el amplio despliegue de control de seguridad que se establece en el Puente Molino.

Así mismo el corte de la vía que implican las obras de ampliación y mejora de la GC 21 junto al cierre de la GC 219, en el tramo entre la vuelta de los Alambres y el puente Molino, han supuesto un grave prejuicio para los vecinos y vecinas de este municipio que se ven obligados a realizar un desvío de unos 3 kilómetros para acceder al casco.

 

Por todo esto el Ayuntamiento solicitó a los técnicos de la Consejería la viabilidad de acometer alguna actuación puntual que posibilite el paso de los peregrinos durante la celebración de las fiestas, pero desde el Cabildo de Gran Canaria se ha desestimado la petición porque se considera que la situación de peligro persiste, debido a la posibilidad de nuevos desprendimientos que podrían causar daños de verdadera importancia, por lo que no es posible la apertura al tráfico de la vía ni el paso de peatones.

 

El Cabildo continúa trabajando en el Proyecto de Actuación que recoge las medidas de seguridad necesarias para la apertura definitiva de la carretera GC 219, así como considera preciso llevar a cabo un procedimiento expropiatorio con el objetivo de instalar barreras dinámicas, como sistema pasivo en el tratamiento de taludes y laderas para hacer frente a posibles desprendimientos y garantizar la seguridad de vehículos y peatones.

Compartir en redes sociales