General

El Ayuntamiento suspende todas las actividades este domingo ante la alerta máxima por lluvias

No se instalará el Mercadillo dominical ni de celebrará el Campeonato Insular de Gimnasia Rítmica.

Ante la declaración de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias  de situación de Alerta Máxima por lluvias, el Ayuntamiento de Teror ha suspendido todos los actos oficiales y actividades deportivas, festivas o culturales previstas en el municipio para este domingo 25 de febrero, incluido la instalación del Mercadillo Dominical y el Campeonato Insular de Gimnasia Rítmica en el Polideportivo Municipal.Tampoco se permitirá el acceso a la Zona Recreativa de Los Granadillos. El alcalde de Teror y responsable máximo de la Seguridad municipal, José Luis Báez, aconseja a la ciudadanía que siga las recomendaciones de Seguridad, para no aumentar los peligros y que los servicios de emergencias puedan ocuparse en atender las incidencias inevitables.

 

El Gobierno de Canarias ha declarado a partir de las 06:00 horas del 25 de febrero, la situación de Alerta Máxima por Lluvias en Tenerife y Gran Canaria, con lluvia y chubascos moderados – fuertes y persistentes durante varias horas que podrían estar acompañados de tormenta. No descartables aguaceros localmente muy fuertes. Afectarán en mayor medida a las medianías, a las zonas altas, a las vertientes oeste, sur y este, y a las áreas metropolitanas de las dos capitales de isla. Probables acumulados de precipitación iguales o superiores a los 100 litros por metro cuadrado en 12 horas, y posibles acumulados de más de 30 litros por metro cuadrado en una hora

Esta decisión se ha tomado teniendo en cuenta la facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología y otras fuentes disponibles, y en aplicación del Plan de Protección Civil por Fenómeno Meteorológico Adverso (PEFMA).

Se recomienda a la ciudadanía revisar las azoteas, los desagües y todos los objetos que pueda llevarse el viento. Ya durante la borrasca, hay que evitar salir y tener cuidado con las planchas, macetas y todos los objetos que el viento convertirá en armas arrojadizas, ya que la fuerza prevista podrá tirar árboles, grúas, postes, muros y todo lo que pueda desprender y arrastrar.

Cuando los bajos de las casas se inunden, hay que situarse en la parte alta de las edificaciones y esperar que los servicios puedan atender esa situación, ya que priorizará aquellas en las que haya personas en riesgo.

Asimismo, si alguna persona se encuentra en un coche durante una riada, debe abandonar el vehículo para no ser arrastrado. Es una situación de mucho peligro, por eso es mejor evitar salir, máxime en una situación agravada por el viento.

Compartir en redes sociales