General

La tienda de Juan Francisco cerró sus puertas después de más de medio siglo en la Calle Real de la Plaza

JFanciscodguezEl comeriante terorense Juan Francisco Domínguez Afonso se despidió de su negocio en la Calle Real de la Plaza después de 48 años al frente del establecimiento de regalos, todo un referente en el Casco de Teror. El pasado 30 de noviembre, Kiko -como se le conoce familiarmente- cerró las puertas del negocio que abrió su madre Josefita Afonso siendo él un crío, a mediados de la década de 1950. Juan Francisco tuvo palabras de agradecimiento para su clientela y para el municipio de Teror ‘por todos estos años en los que he trabajado mucho pero también me ha dado muchas cosas buenas.

> VER VIDEO   > ESCUCHAR ENTREVISTA EN RADIO TEROR

JFanciscodguez1Aunque desde niño Kiko ayudaba en la tienda, fue a partir de realizar el servicio militar cuando decidió continuar el negocio familiar, primero junto a su madre en la mercería y lencería que ocupaba entonces el local, que posteriormente fue modernizando y convirtiendo en un establecimiento de regalos, loza y menaje, atendiendo a los nuevos tiempos comerciales. Juan Francisco estudió perito mercantil y estuvo a punto de incorporarse al mundo de la banca, pero fue su padre Sebastián Domínguez, también comerciante textil, quien le convenció para continuar con el negocio. “Me dijo todas las cosas buenas que tiene el comercio pero no me advirtió de las malas -comenta Juan Francisco con ironía, por ejemplo que no tenemos vacaciones ni días libres; al año solo se cerraba la tienda 4 días festivos, el resto se abría; es un trabajo muy sacrificado pero no me ha ido mal”

Juan Francisco reconoce que su mujer Teresa Viera ha sido su gran baluarte al frente del negocio, que han defendido conjuntamente durante muchos años. Ahora a ambos les espera “una etapa con muchas ganas de viajar y de disfrutar de la familia y el tiempo libre”,  asegura Kiko, con la jovialidad deportiva que siempre le ha caracterizado -ha sido un gran futbolista-, a pesar de sus 68 años de vida. Les deseamos a Kiko y Teresa, una feliz jubilación.

Kiko_Teresa

 

Compartir en redes sociales