Jueves, 24 mayo 2018
Agrandar texto Resetear texto Disminuir texto
APUNTE 10/01/2018
<< Volver

 

el_apunte_cabecera

Un festival distinto
Por Sebastián Sarmientochano_sarmiento_apunte


Con un concierto a cargo de la Orquesta Filarmónica de Novosibirsk, una de las orquestas históricas de Rusia, y del Coro Nacional de España, se pone en marcha la Trigésima cuarta edición del Festival de Música de Canarias, considerado como el mejor certamen de estas características en música clásica en Europa,en invierno. Una edición que tiene ante si “el visto bueno” ya no solo de los críticos musicales sino del público espectador del Archipiélago. Un Festival que un grupo de iluminados estuvo a punto de cargárselo tal y como lo concibió el ex presidente Jerónimo Saavedra, en el año 1985 y que ha ido adquiriendo prestigio debido sobre todo al buen hacer de muchos de sus responsables hasta este momento. Desde sus inicios las grandes orquestas internacionales pasaban por las dos capitales isleñas, en su camino hacia el continente americano,aprovechando para tocar aquí,sobre todo teniendo en cuenta el turismo internacional que nos visita.

No nos olvidemos que el Festival tal y como lo proyectó Jerónimo Saavedra y lo apuntaló su primer director,Rafael Nebot, era una vieja aspiración de los distintos sectores de la sociedad canaria, sobre todo los “melómanos” de la música culta. 1985,fue además declarado por las autoridades comunitarias “Año Europeo de la Música” en conmemoración del tricentenario de Bach,Haendel y Scarlatti, tres “monstruos” de la música clásica. Haciendo memoria de los objetivos del Festival de Música de Canarias,de acuerdo a los responsables autonómicos de la Cultura de entonces, señalar que con este certamen se quería enriquecer la oferta cultural de Canarias,región que gozaba ya de una tradición en lo musical. En este sentido Las Palmas de Gran Canaria contaba además con una de las sociedades más antiguas de nuestro país- la Sociedad Filarmónica de Las Palmas -con más de ciento cincuenta años de vida,y de la que fue presidente,entre otros, el compositor francés, y visitante asiduo de Gran Canaria,Camile Saint Saëns. Por otro lado, en la cabeza de Saavedra bullía la idea de que el Festival pusiera en la órbita internacional a nuestra región como zona turística de prestigio,más allá de la simple estampa de “sol y playa”. Con ello se conseguiría otro objetivo, la de atraer hacia nuestras islas al turismo cultural que normalmente dispone de un poder adquisitivo importante.

Estas razones, unido además a la benignidad de clima del Archipiélago,provocó que los grandes de la música contemporánea y aficionados a la música clásica, pusieran a nuestras islas como lugar preferente en las agendas internacionales. Según nos indicó el malogrado primer director del Festival de Música, Rafael Nebot, los grandes directores europeos y americanos se “peleaban” por dirigir algún concierto en Canarias, idea que la divulgó en más de una ocasión en programas de prestigio de RNE, como “Clásicos Populares”(R-1)) que creara el también fallecido Fernando Argenta. A lo largo de sus 34 años de vida,por nuestro Festival de Música, han pasado,entre otros muchos, directores de la talla de Claudio Abbado, Riccardo Muti (el director del Concierto de Año Nuevo 2018 de Viena),Daniel Barenboim,Esa-Pekka Salonem,Sir Simon Rattle, Bernard Haiting o los ya fallecidos Sergiu Celibidache, Sir Georg Solti y Vaclav Neuman,....Capitulo destacado de nuestro Festival de Música ha sido,desde la VI edición, los estrenos absolutos a cargo de compositores españoles o extranjeros, como Tomás Marco, Luis de Pablo, Juan José Falcón Sanabria, Cristobal Halffter, Sofiya Gubaidulina, José Ramón Encinar,Luciano Berio, etc., etc.

Pues bien, el prestigio de este consolidado Festival de Música se lo han querido cargar unos “aficionados”.Con la peregrina idea de conquistar nuevos públicos, se bajó el nivel de la programación de las últimas ediciones que solo provocaron desagradables “vacíos” en nuestros auditorios. Todo ello ha obligado a que el Gobierno canario haya hecho frente a un déficit de tesorería cercano a los 500 mil euros. Afortunadamente, el Ejecutivo ha corregido a tiempo, responsabilizando del Festival a un prestigioso profesional como es el palmero Jorge Perdigón, que según ha señalado “tiene claro el futuro del Festival de Música de Canarias”, apostando por el desarrollo de “un festival normal”,es decir como la mayoría de los anteriormente celebrados, pensando en un evento abierto a todas las músicas de la esfera culta y que tenga al público de su
parte. Jorge Perdigón quiere implicar a las generaciones jóvenes en este proyecto para lo que piensa ya no solo en los meses de celebración del Festival-enero y febrero- sino también en organizar actividades en los meses anteriores y posteriores al propio certamen para que la juventud canaria se informe y se forme en torno a las tendencias dentro de la música clásica y contemporánea. Exigimos a los gestores de nuestra cultura calidad y profesionalidad a la hora de programar los próximos festivales. Y pedimos, eso sí, un Festival diferente pero respetando su idiosincrasia histórica.

Copyright © 2010 Ayuntamiento de Teror. Todos los derechos reservados. C/ Padre Cueto, 2 – 35330, Teror / Tlf: 928 630 075/76 / Fax:928 630 855